Expertos del Servicio de Medicina Física y Rehabilitación de Clínica Alemana Valdivia  y  Temuco explican que algunos beneficios de mantenerse activo son prevenir enfermedades, como la diabetes y el cáncer, además de mejorar el estado de ánimo, disminuir la ansiedad y reducir los síntomas de la depresión.

 

La recomendación actual de la Organización Mundial de la Salud es que los adultos realicen de 150 a 300 minutos de actividad física aeróbica a la semana, mientras que los niños y adolescentes un promedio de 60 minutos diarios.

Y es que mantenerse activo es clave para prevenir y ayudar a manejar las cardiopatías, la diabetes tipo 2 y el cáncer, así como reducir los síntomas de la depresión y la ansiedad, disminuir el deterioro cognitivo, mejorar la memoria y potenciar la salud cerebral, según datos de la OMS. Toda forma de movimiento ayuda, lo importante es evitar el sedentarismo. ¿Cómo motivarse?

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.