Los adolescentes son las principales víctimas, ya que usan más las redes sociales explican expertos de Clínica Alemana Temuco y Clínica Alemana Valdivia.

La  semana pasada las principales redes sociales (RRSS) cayeron mundialmente, evidenciando la dependencia a usarlas, además de exponer cómo podrían afectar la salud mental de niños y adolescentes. Y es que el mundo digital ha agudizado problemas como el ciberbullying, sobre todo en pandemia, ya que los medios virtuales han sido la principal herramienta de comunicación.

¿Cómo identificar el ciberbullying?

  • Acoso repetitivo con intención de dañar. Publicar contenido vergonzoso o falso del otro en RRSS.
  • Desequilibrio de poder; el agresor es más fuerte físicamente o tiene más influencia social.
  • En general, es contra quien se considera distinto, por religión, orientación sexual, discapacidad, entre otros.
  • Silencio: tanto la víctima como los testigos se quedan callados, invisibilizando el acoso.

Las víctimas tienen más riesgo de cuadros anímicos como ideación e intentos de suicidio, alteración alimentaria, ansiedad y, a largo plazo, trastornos en el desarrollo de personalidad. Es clave estar atentos a señales como no querer ir al colegio/conectarse a clases online; bajar las notas; poca interacción social, aislamiento y cambios de humor; dolor abdominal y de cabeza; dormir mal, y/o consumo de alcohol o drogas.

¿Cómo enfrentarlo?

Comunicación: los padres deben generar un clima de confianza para que el menor se sienta acogido y cuente lo que le pasa; hablar de eso lo puede liberar del miedo que genera el ciberacoso. Además, los adultos deben educar con el ejemplo; nada valida la agresión a otro.

Rol del colegio: es clave que asuma el acoso como algo que afecta a todos, adoptando tolerancia cero a la violencia y protegiendo a la víctima. Además, debe tener un Reglamento Interno sobre convivencia escolar, estrategias de prevención e intervención.

Uso responsable de la tecnología: establecer límites y enseñar un uso responsable de la tecnología y RRSS, junto con transmitir la importancia de proteger información personal y la privacidad en el mundo virtual.

Limitar uso de RRSS: evitar tiempos prolongados de exposición, ya que produce un aumento en el nivel de dopamina difícil de contrarrestar, pudiendo causar dependencia y poco control de lo que la mente procesa. Los likes, por ejemplo, se asocian al refuerzo positivo no químico, algo complejo a una edad en que el reconocimiento de los pares es muy importante. A largo plazo, puede haber desorden de ansiedad y depresión.

Abordar el problema: los adultos no deben hablar con los padres del agresor, ya que aumenta el conflicto. El tema debe ser denunciado en el colegio. Además, es clave pedir ayuda a un experto en salud mental, debido al deterioro en el desarrollo normal del menor que ha sido acosado.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.